Envío gratis a partir de 45€ (Península)

Entrega en 48/72 horas

Envío gratis a partir de 45€ (Península)

¡Pásate al lado sólido de la vida!

Si aún no lo has hecho, te damos buenas razones para hacerlo.

¿Sabías que los desechos de plástico representan un 85% de la basura marina?
Cada año acaban en el mar, entre 5 y 13 millones de toneladas de plástico. Si hablamos de microplásticos (pequeñas piezas de plástico degradado de menos de cinco milímetros de tamaño), en nuestros océanos flotan ya 24,4 billones de estas dañinas piezas, esto es el equivalente a aproximadamente 30.000 millones de botellas de agua de plástico de 500 ml. 

Sobra decir que todos estos plásticos y microplásticos causan un daño enorme en la biodiversidad marina y, como consecuencia, en la salud humana a través de la cadena alimenticia, en la economía y en el clima. Mientras los mandatarios se reúnen y tratan de ponerse de acuerdo en este y otros asuntos graves relacionados con el medioambiente antes de que sea demasiado tarde para nuestro Planeta, nosotros podemos aportar nuestro grano de arena y contribuir desde casa. 

Cada gesto cuenta y entre todos podemos aliviar el daño causado a la Tierra. Un gesto tan pequeño como recoger las botellas o los plásticos degradados cuando vayas a la playa, hace mucho y… ¡puede ser contagioso! 😉

Evitar el consumo de productos envasados en plástico es un buen comienzo. En el mundo se compran un millón de botellas de plástico por minuto. Por suerte, cada vez hay una mayor concienciación al respecto y la comunidad “cero residuo” crece.

Si aún no utilizas jabones y champús sólidos para tu higiene y cuidado personal, a continuación te contamos por qué debes hacerlo cuanto antes 😉

  1. Los sólidos normalmente vienen empacados en cartón biodegradable. Por tanto, te ahorras el bote de plástico y así contribuyes a cuidar el medioambiente.
  2. Se elaboran artesanalmente con ingredientes naturales y en su mayor parte procedentes de cultivos ecológicos. No contienen elementos tóxicos ni químicos, por lo que no son agresivos para ti.
  3. Duran más tiempo que los geles y champús industriales. Depende del tamaño de la pastilla, claro. Pero una pastilla de 80 gramos de champú sólido puede durar hasta 3 meses. 
  4. Al ser sólidos, en su fabricación se reduce el consumo de agua, que es un bien tan escaso, por lo que son más sostenibles que los industriales.
  5. Son más fáciles de transportar y no ocupan espacio. Si te vas al gimnasio o te vas de viaje, guárdalos en tu lata ‘guardasólidos’ y llévalos siempre contigo.

Si ya consumes cosmética sólida, ¡enhorabuena!
Si aún no lo haces, te invitamos a que pruebes nuestros champús y jabones. Una vez que estés en el lado sólido, ¡no querrás cambiar! 

Elige productos cero residuo

¿Te ha gustado? Comparte

También te puede interesar...